Viviendo Gota a Gota: Estudio de inundabilidad de una Parcela

Viviendo Gota a GotaUn estudio de inundabilidad es un análisis riguroso al que una zona es sometida con la finalidad de valorar la potencialidad que tiene un terreno de inundarse, ya sea por ubicarse frente al paso de un río o por precipitaciones.

El estudio que nosotros en http://www.viviendogotaagota.com realizamos, tiene su base en cuatro fases y busca principalmente predecir el alcance de la lámina de agua que podría generarse ante intensas lluvias. Su importancia es indiscutible y queremos mostrarte un poco más sobre el.

¿Para quién y cuándo son necesarios los estudios de inundabilidad?

Un estudio de inundabilidad de una parcela es necesario en distintos escenarios. Por ejemplo, al momento en que una compañía constructora debe decidir dónde ejecutará un determinado proyecto. Es indispensable que el ingeniero esté al tanto de los riesgos que podría haber con el paso del tiempo en una construcción según la pluviosidad de la parcela o el caudal de los ríos que la rodean.

Un gran porcentaje de las ciudades más grandes del mundo son atravesadas por ríos. Esa gran cantidad de agua podría causar una inundación en urbanizaciones ubicadas en las orillas del caudal, por lo cual el gobierno requiere proyectos serios de encauzamientos, regeneración de riberas, drenajes efectivos, diseño de puentes y canalización de cauces en un sentido preventivo, para evitar problemas que generen cuantiosas pérdidas materiales y aún más importante prevenir tragedias que puedan cobrar vidas humanas o al menos ponerlas en riesgo.

¿Cómo se hace el estudio de inundabilidad?

Especialistas dividen el estudio de inundabilidad de una parcela en cuatro fases importes para su desarrollo.

  • La primera fase es el análisis previo, donde se encuadra geográficamente e hidrológicamente el terreno o parcela a estudiar.
  • La segunda fase tiene su base en un estudio hidrológico detallado en el cual se hace un cálculo de los caudales de ríos y precipitación media que se da en la zona.
  • En la tercera fase se hace un análisis hidráulico, donde se lleva a cabo una simulación con los datos obtenidos en la fase dos de precipitaciones para determinar la lámina de agua, áreas de inundación.
  • La cuarta y última fase determina la zona o zonas donde se concentrará el agua y de tal manera en que se identifique dónde pudiese ocurrir una tragedia a corto, mediano o largo plazo.

En Viviendo Gota a Gota queremos que conozcas la importancia de estos estudios que nosotros mismos realizamos para orientar y alertar sobre aquellas zonas sensibles a inundaciones.